Español - English

  
  
  

IMPLANTES DENTALES CORTOS

 

Los implantes dentales cortos son la fórmula definitiva para pacientes con poca disponibilidad ósea.

El requisito fundamental para iniciar cualquier tratamiento de implantología es que tengas una adecuada altura ósea del reborde alveolar. Muchos factores pueden provocar que tus maxilares no presenten las condiciones necesarias para la colocación de implantes; por ejemplo, si perdiste tus dientes hace tiempo, es normal que tu hueso se haya reabsorbido.

Hasta hace unos años, en estas situaciones era imposible poner implantes, y los pacientes que no cumplían con las características indicadas tenían que resignarse a usar incómodas dentaduras postizas.

. Si bien en la actualidad disponemos de varias técnicas para solventar estos problemas, como la elevación de seno maxilar, la regeneración ósea o los injertos de hueso, todas ellas requieren tratamientos adicionales, lo que supone más tiempo, intervenciones y dinero.


Para acabar con estos obstáculos de la manera más cómoda, te presentamos los implantes dentales cortos: los implantes dentales cortos miden menos que los tradicionales, considerándose corto a día de hoy a todo aquel implante que mida menos de 8,5 mm de longitud, ofreciéndonos así un amplio abanico de posibilidades para aquellos casos de disponibilidad ósea limitada.

Pero esta no es la única ventaja de los implantes cortos: este tipo de implantes disminuye además el tiempo de cicatrización y el postoperatorio al evitar los tratamientos regenerativos.

 

 

 

Acreditaciones   Certificaciones Academicas   Alianzas Estratégicas 
biomet-logo